La Historia de la Primitiva



La Primitiva es un juego de azar original de España. Esta lotería fue creada tras una proposición del Marqués de Esquilache. Su objetivo era el de conseguir mas dinero para las arcas del país sin tener que aumentar ni crear un nuevo impuesto. El primer sorteo se celebro el 10 de diciembre de 1763, y constaba con un sistema muy similar al utilizado actualmente. En aquel primer sorteo se pudieron recaudar 187.500 reales (75% de ese total fue destinado a los premios, el resto fue para el Estado.) Por esos tiempos, esta lotería era llamada “Lotería por Números.”

En 1812 un nuevo tipo de lotería nació en la que los boletos ya tenían un número impreso, el germen de la Lotería Nacional de ahora. Esta nueva lotería seria llamada “Lotería Moderna,” mientras que la “Lotería por Números” pasó a ser denominada como la “Lotería Primitiva.” El sorteo de la Lotería Primitiva continuo siendo llevada a cabo hasta que el Gobierno la suprimió en el año 1862.

No fue hasta más de un siglo después (en el año 1985) que la Lotería Primitiva volviese a celebrarse por el Real Decreto 1360/1985 de 1 de Agosto, publicado en el BOE del 7 de agosto de 1985. El primer sorteo de la Primitiva se realizó el 17 de octubre de 1985. Desde ese momento, la Lotería Primitiva se llevo a cabo semanalmente, en un principio solo los jueves. Al principio, cada boleto de la Primitiva costaba solo 25 pesetas.

Los primero boletos premiados de la Lotería Primitiva salieron en noviembre de 1985, durante el cuarto sorteo de la Primitiva. Los 3 acertantes de máxima categoría recibieron 66 millones de pesetas cada uno. Este también fue el primer sorteo en el que había bote acumulado. El mismo mes de noviembre, otros 3 acertantes recibieron125 millones de pesetas cada uno.

En julio de 1986 el precio de las apuestas fue aumentado a 50 pesetas, dada la popularidad del sorteo de la Primitiva. Esto hizo que los millones a repartir también aumentasen, y en noviembre de ese mismo año el único acertante recibió nada mas ni nada menos que 800 millones de pesetas.

En 1988 el precio de los boletos volvió a subir hasta las 100 pesetas. En mayo de 1989 el sorteo de la Primitiva empezó a celebrarse también los sábados. En esa misma época también apareció el “boleto marrón,” que permitía jugar a los dos sorteos de lotería semanales.

Un premio fijo de 900 pesetas se establece para los acertantes de 3 números de la combinación en 1988. En el año 2000 el precio para jugar a la lotería Primitiva aumentaría hasta las 150 pesetas, que acabaría siendo 1 euro con la llegada de los euros a España. Ya que 1 euro es en realidad 166 pesetas, el premio fijo para los acertantes de 3 números de la combinación fue también aumentado a 1.200 pesetas (que actualmente son 8 euros.)

En el 2005 la Lotería Primitiva cumplió 20 años. Un sorteo especial conducido por Concha Velasco y Jorge Fernández se llevo a cabo. El premio récord de la Lotería Primitiva a un único acertante es de 19,6 millones de euros, entregado en el 2006, pero el mayor premio jamás cantado fue de 25 millones de euros, que se repartieron entre 23 trabajadores de una empresa de autobuses en Vélez Málaga.