Ilumina tu Camino

Linterna eléctrica

Una linterna eléctrica es un aparato portátil de iluminación alimentado mediante pilas o baterías eléctricas. Suele estar compuesta de una carcasa que alberga las pilas y la bombilla.

Algunos modelos incorporan varios tipos de iluminación en la misma linterna: una lámpara fluorescente, un intermitente para señalización y un dispositivo óptico para obtener un haz luminoso dirigible.

La ventaja que tiene el empleo de lámparas fluorescentes es que su rendimiento es mayor, y por tanto, producen más iluminación con un bajo consumo de energía, favoreciendo el menor desgaste de pilas o baterías. Sin embargo, ésta es una luz muy difuminada que no sirve para alumbrar objetivos concretos, y es más adecuada para iluminar una estancia, como una pequeña habitación o el interior de una tienda de campaña.

Otra nueva tecnología que puede alargar la duración de las baterías o pilas, consiste en sustituir la bombilla por varios diodos LED de alta potencia. Al ser el consumo de un LED considerablemente reducido, las baterías tienen una mayor durabilidad. Los diodos LED ofrecen una luz más blanca que las de las bombillas, pero también se pueden obtener en diferentes colores.

Además de su función principal que es la de iluminar, las linternas se pueden usar para hacer señales o indicar una localización (baliza).

Recientemente han salido al mercado unas linternas con una dínamo en lugar de las pilas o las baterías eléctricas y dotadas de diodos LED, lo que las hace muy robustas. El funcionamiento de la linterna a dínamo se consigue, bien moviendo la linterna de arriba a abajo o accionando una manivela. Lo que hacen estos dínamos es dar electricidad unos escasos segundos luego de accionar la manivela, estas linternas aparte del dínamo funcionan con pilas, solo que no se le comunica a los consumidores que las traen y así engañan a éstos haciéndole creer que la linterna se "carga" accionando la manivela. Hay varios sistemas, el más conocido es el de una palanca a la que se da vueltas. Pero hay otros métodos más cómodos, para los que no hace falta utilizar ambas manos. Como la linterna que se agita, y otra que posee una pequeña palanca que se acciona con la misma mano que sujeta la linterna, logrando así la recarga de la dinamo. También existe un sistema que funciona tirando de una cuerda, pero el mismo ha quedado vetusto debido a que no es tan práctico como los anteriormente explicitados.